La niña y su muñeca, la foto que simboliza la barbarie de Niza

0
53

EFE

El cuerpo de una víctima del atentado de Niza, junto a la muñeca.

Cada desgracia deja imágenes que muchas veces valen más que mil palabras y se quedan para siempre en el recuerdo.

En la eterna crisis de los refugiados, fue la foto del cadaver del pequeño Aylan Kurdi la que conmovió a la opinión internacional, aunque de momento las medidas llevadas a cabo por los gobiernos no han remediado el problema.

Apenas unas horas después del atentado de Niza , en la que un camión arrolló a centenares de personas que veían los fuegos artificiales durante el día de la fiesta francesa, una foto habla por sí sola: el cuerpo de una pequeña víctima de la masacre tapado por una manta y junto a una muñeca. La foto fue tomada por un fotógrafo de Reuters, Eric Gaillard, que inmortalizó la sinrazón de esta matanza, que se ha cobrado muchísimas vidas infantiles.